Compartir en:

 El aprendizaje organizacional en el contexto de la transformación digital

Nuestro contexto actual se enmarca en lo que algunos autores describen como la 4ta Revolución Industrial. Las revoluciones se refieren a un conjunto de cambios abruptos que afectan al total de la sociedad y la vida de las personas que la conforman, en el caso específico de esta revolución, las modificaciones tienen que ver con una expansión de lo digital y las tecnologías de la información, hasta el punto en el que, gracias al desarrollo de herramientas tecnológicas más ubicuas y sofisticadas, se encuentran en constante fusión el mundo cibernético y el mundo físico (Schwab, 2016). 

Este contexto ha tenido un impacto notable en el mundo corporativo, produciendo nuevas formas de ejecutar procesos, de definir objetivos y de generar valor. En resumen, las empresas se han visto en la obligación de transformarse digitalmente, esto se refiere a la adaptación de sus modelos de negocios, apuntando a la mejora constante en la satisfacción de las nuevas demandas que surgen en esta realidad permeada por lo digital. Un aspecto relevante de esta transformación lo encontramos en el trabajo con los colaboradores, donde los procesos de aprendizaje organizacional cambian considerablemente, y, por ende, las estrategias para promover el aprendizaje como un proceso activo en los trabajadores tienen que ser repensadas. 

En este artículo tomamos las ideas expuestas por los investigadores Mehta y Downs (2019) quienes desarrollaron seis estrategias a considerar para promover un aprendizaje organizacional exitoso en medio del contexto digital:

1) Menos es más: los esfuerzos deben ser focalizados, esto es, centrados en las necesidades de los colaboradores y considerando los valores culturales de la organización.

2) Apoyo desde arriba: el apoyo debe ser percibido de manera auténtica por parte de los colaboradores, en este sentido, los líderes de la organización han de implicarse personalmente en los procesos.  

3) Diseño centrado en el aprendizaje: es importante que el liderazgo en la organización le de un lugar primordial al aprendizaje como un medio que tienen los colaboradores para alcanzar sus metas. 

4) Líderes como maestros: el rol de los líderes de la organización es el de empoderar y acompañar los procesos de aprendizaje digital. Esta estrategia te permitirá transmitir el aprendizaje en todos los niveles de la organización. 5) Sociedades de aprendizaje: es importante que todos los colaboradores se encuentren involucrados en los procesos de aprendizaje, al final, el proceso se concibe como el resultado de un conjunto de prácticas colaborativas. 6) Lo que se mide se hace: la medición del proceso resulta crucial para realizar un monitoreo de los avances y las oportunidades de mejora.

Un aspecto que no debe perderse de vista es que también debe evaluarse el nivel de involucramiento que presentan nuestros colaboradores dentro de las diferentes iniciativas digitales que tratamos de proponer. Cuéntanos cómo afectaría tanto positiva como negativamente la Cuarta Revolución Industrial a tu organización ¡Entre todos construimos conocimiento!

Comentar esta publicación