Compartir en:

 Microlearning, una necesidad latente en el aprendizaje 

Seguramente una de las sensaciones que debes tener en tu labor diaria es que el tiempo es escaso. Lo más probable es que sientas que, entre los mil pendientes que tienes por atender en tu trabajo, las horas se pasan volando y que son pocos los espacios que tienes para dedicar a tu desarrollo personal y profesional. Este es precisamente uno de los grandes retos que deben asumir hoy en día los equipos de capacitación y desarrollo dentro de las organizaciones.

En concreto, estas áreas se enfrentan a la pregunta de: ¿cómo ofrecemos espacios de aprendizaje que se adapten al poco tiempo con el que cuentan los colaboradores?Una de las posibles soluciones la encontramos en el surgimiento de estrategias de aprendizaje que nos permiten atender este problema. Una de ellas es la aplicación del microlearning en los procesos de formación dentro de las organizaciones. Pero ¿en qué consiste realmente esta estrategia? 

El microlearning se refiere al uso de cualquier herramienta pedagógica que divide los proyectos de aprendizaje en segmentos cortos. Cuando hablamos de la implementación del microlearning en la formación y desarrollo de nuestros colaboradores, hacemos referencia al uso estratégico de pequeñas cápsulas de conocimiento de fácil acceso que se encuentran alineadas con los objetivos más amplios de capacitación que presenta nuestra organización (Major y Calardino, 2018).

En el presente artículo te brindaremos algunos consejos iniciales que te permitirán implementar una estrategia de microlearning de manera efectiva:

1) Define y prioriza cuáles son las competencias claves a desarrollar: para que el microlearning sea efectivo, debe estar enfocado correctamente hacia los objetivos formativos que se pretenden alcanzar dentro de la organización. Define con tu equipo de capacitación y los líderes de la empresa cuáles son las oportunidades de mejora y las necesidades de formación que presentan tus colaboradores, de modo que puedas dirigir tu estrategia de aprendizaje hacia ellas de manera específica. 

2) Personaliza los contenidos: ten en consideración las características del cargo de tu colaborador y genera espacios para que los contenidos de formación permitan mejorar las necesidades específicas de cada caso.  

3) Presta atención a la accesibilidad: utiliza herramientas que le permitan a tus colaboradores acceder al conocimiento de manera sencilla, rápida y en diferentes contextos. Esto permitirá que el contenido a aprender se encuentre disponible en todo momento, de forma que tus colaboradores puedan acceder a ellos en sus momentos libres.

4) Utiliza herramientas que sean atractivas para tus colaboradores: es importante que tus colaboradores se comprometan con las actividades de aprendizaje que les planteas. Una manera de generar este compromiso es otorgándoles espacios de formación que sean visualmente agradables, divertidos y retadores.

5) La tecnología puede ser la solución: una manera de integrar estas soluciones del aprendizaje pasa por valerse del apoyo que representa la tecnología. Es importante que la construcción de estas cápsulas de conocimientos se encuentre mediada por plataformas tecnológicas que nos permitan garantizar la ubicuidad del conocimiento, su sencilla accesibilidad y la posibilidad de introducir la interactividad. Te invitamos a aplicar el microlearning dentro de tus programas de capacitación, una estrategia de aprendizaje innovadora que te permitirá potenciar las competencias necesarias para que tus colaboradores alcancen la excelencia.

Comentar esta publicación