LA VERDAD QUE NADIE TE CONTÓ SOBRE EQUIPOS DESALINEADOS

LA VERDAD QUE NADIE TE CONTÓ SOBRE EQUIPOS DESALINEADOS

Sin duda un equipo desalineado en cualquier organización, compañía o proyecto genera un rendimiento inferior, inevitablemente se genera fricción en el equipo y obstaculizará los resultados deseados.

La alineación interna es una de las características que se destaca en el éxito de las empresas ya que con esta se logra crear un camino hacia el crecimiento, no obstante si el equipo está desalineado las prioridades, objetivos, crecimiento y éxito de la organización, equipo o proyecto quedará estancado.

¿Cómo detectar un equipo desalineado?

Aunque no es fácil encontrar las raíces del problema, estos son algunos de los síntomas que permiten detectar si las prioridades del equipo están desalineadas.

  • El rendimiento es bajo, no todos los miembros del equipo están dando su 100%
  • No hay innovación, es decir, no se evidencia creatividad ni ganas de innovar.
  • No hay progreso porque se quedan usualmente en un solo tema.
  • No hay una estrategia ni un objetivo claro.
  • Se pierde el tiempo en decisiones sin importancia porque los miembros del equipo no logran trabajar en equipo y de manera efectiva.



Ahora sabiendo esto es importante empezar con unos pasos importantes y empezar a alinear nuestro equipo y todos estar en el mismo canal

  • Ser claros: es importante ser claros con nuestro equipo y trasmitir cuál es el resultado que queremos obtener, esto nos permitirá ir hacia el mismo objetivo o resultado y entre todos descubrir diversos caminos para llegar a lo que nos interesa.

  • ¿Cuál es la estrategia? Es importante responder diversas preguntas con nuestro equipo, y va muy relacionado con el punto anterior y debemos responder en equipo.


    ¿Cuál será la estrategia o enfoque que usaremos? ¿En dónde queremos estar en corto, mediano y largo plazo? ¿Qué no debemos olvidar en el camino?  Una vez podamos responder esto llegaremos al resultado deseado.

  • Exceptivas claras: como se ha mencionado es importante que los equipos estén en el mismo canal, es necesario definir los valores y los comportamientos que se desean en el equipo una vez se tengan se empieza a comunicar de manera clara y lo que se espera de ello.

  • Alinear el equipo: después de pasar por los primeros pasos en los que se establece el liderazgo, estrategias, entre otros es clave alinear el equipo enfocados en la unión, no hay que olvidar que un equipo unido y sólido es la base de la organización, la manera de lograrlo es con comunicación y todos apoyando la estrategia, objetivos, visión, misión, valores, entre otros. Este punto también reforzará las relaciones y la confianza entre el equipo.

  • Medir cómo vamos: si no medimos lo que estamos implementando no vamos a conocer lo que estamos haciendo bien o mal, si estamos viendo resultados negativos no nos debemos asustar, debemos revisar y ajustar lo más pronto posible. Esta medición debe hacerse de una manera periódica y con alto compromiso del equipo, puede ser semanalmente y se debe involucrar a los líderes y equipo en general.

No dudes en solicitar nuestro acompañamiento en cada punto o dudas que tengas respecto a la correcta alineación de los equipos.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *